Chilelácteo: llaman al gobierno a frenar desequilibrio en el mercado

Chilelácteo

Chilelácteo: llaman al gobierno a frenar desequilibrio en el mercado

Paola Rojas. El Austral de Osorno
  • La petición fue formulada por el gremio nacional en el congreso del rubro que se realiza hasta hoy en Puerto Varas. Argumentan que las autoridades deben prestar apoyo a los productores ante el alza en la importación de leche en polvo y quedo gouda. El subsecretario Claudio Ternicier señaló que de comprobarse un desajuste en la balanza, tal como denunciaron dos parlamentarios en la FNE, tomarán las acciones correspondientes.

Con un llamado por parte de los productores lecheros a proteger el mercado de la leche en el país, comenzó el séptimo congreso Chilelácteo en Puerto Varas, el que se extenderá hasta hoy y entre sus principales ternas de este año están los desafíos de las exportaciones y el freno al ingreso de productos corno la leche en polvo o los quesos gouda, cuya cifra ha crecido considerablemente en el último semestre en relación al mismo periodo del año pasado.

El encuentro organizado por la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche) y que se realiza cada dos años, tiene la finalidad de reunir a toda la cadena láctea nacional.

La respuesta desde el gobierno durante la jornada fue a que en caso de comprobarse este tipo desequilibrios en el mercado lácteo, allí se tomarán las medidas correspondientes, que pueden llegar hasta las salvaguardias.

TAREAS Y DESAFÍOS

Rodrigo Lavín, presidente de Fedeleche, señaló en su discurso que una de las áreas en las que el gremio ha puesto mayor fuerza, es la asociatividad, donde se incentiva la integración entre medianos y pequeños productores para generar economías de escala y así mejorar la negociación del producto, por lo que la federación continuará en esta tarea, cambiando el paradigma.

De este modo se pretende romper con el estancamiento que existe en el sector, pero lo cual requiere de políticas públicas de fomento para estos proyectos, además de un ambiente propicio para consolidar estos negocios, incluso en tiempos de crisis.

Para ello también la federación apunta a los mercados extranjeros, como el chino y ahora también el ruso, promoviendo la calidad e inocuidad de la leche nacional.

“Vamos a resaltar las innumerables ventajas comparativas, lo que nos hace estar muy seguros de que somos una atractiva alternativa de inversión. Ello permitirá una mayor competencia con la incorporación de nuevos poderes de compra y una integración de nuestros productores al negocio exportador”, expresó Lavín.

No obstante, el presidente de Fedeleche hizo una autocrítica al sector, señalando que los productores no han sido capaces de aprovechar los ciclos positivos del mercado de la leche, como por ejemplo durante el año 2014, cuando los precios internacionales estuvieron en niveles altos y la demanda por leche fresca en el país no sufrió mayores modificaciones.

“Esto significa que no si nosotros como productores no nos preocupamos de abrir nuevos mercados, nadie más lo hará”, sentenció Lavín.

En otro sentido, el líder de los lecheros comparó la realidad nacional una década atrás, cuando el país era un exportador de leche, dinámica que cambió a través de los años con un aumento sostenido en las importaciones, sobre todo el primer trimestre de este año, donde el ingreso de leche en polvo ha aumentado en más de un 500%.

Es por ello que el llamado de los lecheros en la reunión fue a que el gobierno adopte las medidas necesarias para evitar un grave daño a la producción lechera local.

“Para nosotros esto es un asunto de vital importancia y como gremio estamos haciendo un seguimiento de esta situación y adoptaremos todas las medidas que la legislación impone para enfrentar estos serios riesgos que se ciernen sobre nuestra actividad. Emplazarnos al gobierno a que nos acompañe decididamente en esta materia”, dijo Lavín.

El presidente mostró la preocupación del sector por la proximidad de la primavera, período del año en que los precios podrían bajar aún más por la sobre oferta de leche que este año se suma a la gran cantidad de leche en polvo importada.

Asimismo, concluyó valorando las campañas nacionales de promoción del consumo de leche, además del desarrollo tecnológico e innovación como herramientas para superar las brechas que aún existen en el sector.

MINISTRO

Acerca de las aprehensiones de los productores sobre el considerable y sostenido aumento en las importaciones de leche en el país, el subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, quien estuvo presente en la jornada, aseguró que esa cartera trabaja intensamente con los gremios del sector productor lechero, esto a través de la mejora de las capacidades de los más pequeños, con lo cual se promueve la competitividad.

Señaló que en la relación entre el sector productor y el industrial, el ministerio es extremadamente cuidadoso, ya que no tiene una injerencia directa en los precios, pero si hay una atención especial a lo que los gremios necesiten.

“Respetamos totalmente cuando los gremios dicen tener argumentos para ser presentados frente a la Fiscalía Nacional Económica (FNE) por-una eventual posición dominante o algún grado de abuso concertado o no concertado que pueda haber. Vamos a estar atentos a los nuevos antecedentes que puedan ser aportados”, indicó Ternicier.

Manifestó que el Gobierno tendrá esa misma postura fi-ente a un posible desequilibrio en los mercados internacionales respecto a las importaciones.

Aseguró que en el país hay un equilibrio en la balanza de las importaciones y exportaciones de productos lácteos, en las que cada una de ellas bordearían los 210 millones de dólares.

“Estamos más o menos en equilibrio. Hubo años en que superamos esto y tuvimos una balanza positiva, pero si se produjera algún desequilibrio en nuestras importaciones, tampoco nosotros nos vamos a negar a aplicar los instrumentos que la legalidad nacional e internacional nos permiten, como es el caso de las salvaguardias”, señaló Ternicier.

Consultado si un aumento por sobre un 500% en la importación de leche en polvo, recibida por las industrias, no genera un desequilibrio en el mercado, el subsecretario de Agricultura explicó que el país tradicionalmente ha sido un importador de leche en polvo, por lo que el ministerio no se quiere adelantar. Esperarán a que se hagan los estudios correspondientes.

Precisó que en el caso de esa cartera, existe la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), la cual se encarga día a día de monitorear las condiciones y analizar estos antecedentes para establecer si se produce un desequilibrio en el mercado o no.

PANORAMA LOCAL

Sobre la visión del sector lechero en la zona sur, comprendida desde La Araucanía a la Región de Los Lagos y que representa al 85% de la producción nacional, expuso el presidente de Agrollanquihue y ex timonel de Fedeleche, Eduardo Schwerter, quien precisó que hay una producción de dos mil millones de litros, además de contar con empresas como Colun, Nestlé, Soprole, Watts, Surlat, Chilolac, Quillayes y Valle Verde, además de la industria láctea menor.

Indicó que en la macrozona sur, la leche en estas plantas es destinada a quesos con un 46% y leche en polvo con un 37%, donde los productos frescos están en una segunda línea de importancia, ya que gran parte de la leche es enviada a los grandes centros de consumo nacional y una mínima cantidad para exportación.

Manifestó además su preocupación porque este año se produjo un gran incremento en la producción lechera, lo que se debe en primer lugar a que el año pasado se produjo una fuerte sequía y la segunda razón del alza en 2017 se debe a las excelentes condiciones climáticas, con fuertes lluvias que desarrollaron de muy buena forma las praderas, con mayor cantidad de pasto.

Esto proyecta que el 2017 sea un año con una gran producción lechera, donde primará la concentración de los productores debido a que muchos han cerrado sus lecherías y se verá posiblemente la desaparición de industrias pequeñas y medianas o la fusión entre grandes poderes compradores.

Valoró también los avances y las intenciones de los productores lecheros en términos de asociatividad, como la fórmula más efectiva para enfrentar los desajustes en el mercado y los bajos precios que se pagan por litro de leche, con proyectos específicos como el de Campos Australes.