Mercado de la carne: más allá de las coyunturas

arntz

Mercado de la carne: más allá de las coyunturas

Christian Arntz M. Presidente de SAGO A.G. El Austral de Osorno
  • “Ninguna coyuntura solucionará el problema estructural del sector carne bovina”.

Aclarada ya la magnitud del escándalo de la carne brasileña, queda establecido que no existirá el impacto en el mercado interno que muchos esperaban. Esto, porque además del corto tiempo que se mantuvieron cerradas las importaciones, Chile tiene al menos 5 proveedores que pueden suplir esos baches de suministro transitorio.

Por lo tanto, las lecciones que repasamos cada vez que ocurren estos hechos, desde que Chile se abrió al mundo, es que ninguna coyuntura específica solucionará por arte de magia el problema estructural del sector carne bovina, porque al modelo de desarrollo del país no le importa si la masa ganadera decrece o incluso desaparece, si es que los supermercados están abastecidos, razón por la cual, las medidas proteccionistas son recuerdos del pasado a los que sólo pueden recurrir países de la magnitud de Estados Unidos, tal como nos ha recordado ahora Donald Trump.

Esta es la cancha en la que juega la ganadería y asumirla rápido es lo que nos hará dejar atrás la falsa esperanza de una solución por decreto, aunque sí podemos emprender mejoras normativas como las que actualmente está impulsando Sago AG. Dicho lo anterior, Chile sí tiene una gran oportunidad: la tendencia en mercados de alto valor pone de relieve las ventajas competitivas de nuestra producción de carne en base a pastoreo -misma gran ventaja que se da en el sector lácteo-, por estar absolutamente en línea con los estándares de bienestar animal que exige la sociedad moderna, sin mencionar, a raíz de lo mismo, la calidad insuperable de nuestro producto en términos de sanidad y propiedades saludables. Lo que debemos hacer, entonces, no es convencer a una autoridad, sino a todos los consumidores, tanto de nuestro país como del exterior.

Hoy, la situación ganadera nacional es precaria, debido a años de competencia desleal, con oferta de calidades muy distintas, fundamentalmente por la aplicación de la ley de Tipificación, lo cual ha hecho que la oferta de carne chilena haya disminuido a mínimos históricos.

Eliminar las distorsiones internas y externas y reforzar la vigilancia sobre la calidad de los productos que ingresan, es otra de las mejoras de la cancha que se puede llevar a cabo, para enfrentar la disminución de la masa ganadera que es el reflejo del estado actual de un negocio que se encuentra estancado desde hace décadas.

http://www.australosorno.cl/impresa/2017/04/02/full/cuerpo-principal/8/texto/