Crianza de machos lecheros

Crianza de machos lecheros

 

Por Sergio Willer Daniel, presidente de Corporación de la Carne.

En septiembre de 2018 se llevó a cabo una gira técnica organizada por Corpcarne, que contó con representantes de diferentes eslabones de la cadena cárnica, así como productores de leche de la región.

El objetivo fue conocer los avances en materia de uso de machos lecheros para producción de carne bovina. El Reino Unido ha logrado hacer de los terneros que no eran viables de criar, un negocio atractivo en la actualidad. En supermercados se demuestra que cruzas terminales de razas lecheras con razas como Angus o Hereford generan carne de alto valor, ubicándose ésta en los estratos de carne premium de la góndola del retail.

La crianza, engorda y comercialización del macho lechero para uso en carne requieren de un proceso de especialización productiva, que en Chile es incipiente. Por lo tanto, representa una oportunidad para integrar la cadena de valor en forma virtuosa.

Lo anterior permite al engordero incrementar la certeza de ganancias de peso diario, así como cálculos de tiempo de entregas de remesas de animales a la industria, control de costos y maximización de ingresos.

Mientras un predio engordero concentra 3.000 o más animales, la crianza generalmente se da en baterías de 6070 terneros por lote. La crianza de machos lecheros puede ser motivada para intensificarse. Así, la infraestructura debe utilizarse al menos de tres a cinco veces por año, hecho que también permite al productor incrementar los flujos de liquidez a lo largo del año.

Ello es factible de instaurar en Chile, siendo una alternativa muy interesante para predios de la AFC. En base a lo anterior, se concluye por unanimidad de los participantes que el modelo de crianza hasta las 16 semanas, incluidas cruzas y terminales de animales, es factible y urgente de promover en Chile, explorando alternativas que permitan combinar el sistema chileno de recría adaptado a pastoreo.

El trabajo asociativo debe incluir al productor lechero. La gira ha representado una positiva instancia para la cadena cárnica, en un tema atingente a la competitividad ganadera de Chile.