Ejemplo de lo que no se debe hacer

Ejemplo de lo que no se debe hacer

Por José Antonio Alcázar, gerente general de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, SAGO A.G.

 

Buena parte del proceso de elaboración de una ley se destina a escuchar a quienes les incidirá de manera más directa. Esto, que podría ser lógico y esperable, muchas veces no garantiza que el resultado recoja de forma correcta y total las necesidades de la población.

El mejor ejemplo de lo anterior es la ley 21.131 o ley de pago a 30 días, promulgada el 16 de enero de 2019. Muchos la catalogaron como la ley que terminaría con los abusos del “grande contra el chico”, que emparejaría “la cancha”, y que vendría a terminar con los privilegios del “pez gordo”. Estas grandes intenciones exacerbaron el entusiasmo legislativo y a varios gremios, quienes se apuraron en legislar para ser parte de la foto, olvidando el dicho que señala que no por andar más rápido se llega más lejos.

Promulgada la ley de pago a 30 días surgieron varias consultas por parte de los supuestos beneficiados: las Pymes. Este cuerpo legal les exige cobrar intereses y comisiones a sus acreedores, lo que inevitablemente genera tensión en una relación comercial, pudiendo llegar incluso a la pérdida de ese cliente. A su vez, estos intereses constituyen ingresos, aún cuando no hayan sido pagados por el deudor y, además, forman parte de la base imponible necesaria para calcular el impuesto a la renta. En resumen, las Pymes, que eran el segmento a proteger, terminaron con procesos administrativos más complejos, pagando más impuestos y con menor flexibilidad para determinar los plazos de crédito que otorga a sus clientes.

Como si esto no bastara, ahora se les obliga a iniciar la emisión de Guías de Despacho Electrónicas (GDE), asumiendo que la evolución digital y tecnológica en nuestro país es por decreto.

Países más desarrollados que el nuestro, entendieron que este cambio del papel a lo digital requiere de tiempo. Países como España u Holanda dejan a voluntad del contribuyente la emisión de documentos equivalentes a nuestras Guías de Despacho en formato papel o digital.

Hoy esta ley ha sido fuertemente cuestionada, incluso por quienes hace un año la aprobaron, aplaudieron y se tomaron la foto. Las autoridades políticas no sólo deben escuchar a las personas, también deben ser capaces de comprender los distintos escenarios en los que se desenvuelven en el día a día, ya que sólo así podrán representar en forma legítima a sus electores.

Lo que ocurrió con la ley de pago a 30 días es un buen ejemplo del porqué la ciudadanía ve lejanos a sus representantes.