Gran presencia del rodeo en Sago Fisur 2018

Gran presencia del rodeo en Sago Fisur 2018

Los directores Juan Carlos Bugmann y Adolfo Melo estuvieron presentes en el evento osornino.

 

Caballo y Rodeo

En representación de Cristián Leiva, presidente de la Federación Nacional Deportiva del Rodeo Chileno y de su mesa, los directores Juan Carlos Bugmann y Adolfo Melo estuvieron presentes en la inauguración de la Sago Fisur, la feria ganadera más antigua de Chile y que se realizó el fin de semana en Osorno.

Con la presencia del ministro de agricultura, Antonio Walker, en el día inaugural de esta importante muestra, que este año contó con una muestra bovina de más de 300 ejemplares de diferentes razas, una exhibición equina con la jura de expertos de nivel internacional y la presencia de 1000 marcas con productos de maquinaria agrícola y también de oferta gastronómica.

En la oportunidad y mirando el ejemplo del Rodeo disputado en Osorno, Adolfo Melo y Juan Carlos Bugmann destacaron el trabajo que está haciendo la Federación del Rodeo respecto de desarrollar un Rodeo de Excelencia, que contempla 17 puntos estratégicos que tienen como objetivo “volver a los rodeos de antaño, dándole preferencia a la familia, al compartir, a la participación folklórica, elevando el nivel de los recintos en todo el país y potenciando el ganado de excelencia”.

Ricardo de la Fuente, presidente de la Asociación de Rodeo de Osorno, agradeció la presencia y compañía de los directores de la Federación de Rodeo, quienes estuvieron presentes en las diferentes actividades que se realizaron al interior del evento.

Además, manifestó la intención de postular a un clasificatorio en 2020. “Estoy seguro que Pucón (en febrero de 2019) va a tener un tremendo rodeo. Tenemos muchas ganas de hacer un clasificatorio y estamos trabajando con la Municipalidad de Osorno para concretar el apoyo económico que se necesita para la realización de esta actividad”, dijo De la Fuente.

El compromiso como Federación es marcar presencia con las comunidades urbanas y rurales en las que el rodeo se inserta y desarrolla, con las tradiciones y oficios ancestrales del campo chileno, con el bienestar animal y con la vinculación social en cada pueblo y ciudad donde esté vivo y se practique.