El rol privado en el crecimiento económico

El rol privado en el crecimiento económico

  • Las expectativas económicas se juegan principalmente en el empleo y la calidad de éste y, es el sector privado el responsable del 84% de los empleos del país –considerando trabajadores asalariados y por cuenta propia-.
Por Christian Arntz, presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, SAGO A.G.

 

La última encuesta del Centro de Estudios Públicos, CEP, estableció que sólo el 26% de las personas cree que la situación económica mejorará en los próximos 12 meses. Aquello, es el signo de una caída de las expectativas –futuro-, porque cuando se pregunta sobre la situación presente, existe un aumento en las personas que creen que la situación es buena o muy buena –del 17 al 21% en comparación al año pasado- mientras que un porcentaje superior al 50% cree que no es ni buena ni mala.

Las expectativas económicas se juegan principalmente en el empleo y la calidad de éste y, es el sector privado el responsable del 84% de los empleos del país –considerando trabajadores asalariados y por cuenta propia-. El 16% restante corresponde a empleos públicos cuyos sueldos, de acuerdos a datos del INE del año 2017, superaron a los privados en un 44%, un dato a tener en cuenta cada vez que las asociaciones sindicales de trabajadores piden “comprensión” y “solidaridad” cada vez que se van a paro, afectando servicios clave para todos los ciudadanos.

El tema es claro: la única manera de que las expectativas mejoren es con crecimiento económico que aumente la cantidad y calidad de los empleos y la manera de hacerlo es a través de cambios sustantivos que promuevan un clima de inversiones, porque como veíamos, no es el Estado el responsable de generar más y mejores empleos.

La urgencia de la modernización tributaria, una amplia agenda laboral que en el caso del agro incluye un marco adaptado a las condiciones de este sector, modernización del Estado, Ley de Bancos, entre otras, tienen que estar en la primera prioridad, porque para cumplir con las expectativas se necesita crecer y el actor de ese crecimiento es el sector privado, desde el trabajador por cuenta propia, pasando por el dueño de un quiosco, un almacén, un taxi, hasta un gran empresario.

Respecto del sector agrícola, a fines de noviembre el ministro de Agricultura, Antonio Walker, desarrolló gestiones con la banca para que esta mejore sus condiciones hacia este sector. En la actualidad, el sector bancario coloca en Chile US$244 mil millones de los cuales US$13 mil millones corresponden al agro, una cifra menor, si se considera que es precisamente nuestro sector el que lidera el crecimiento económico del país, al punto que en el último trimestre, éste llegó al 7,5%, empujado principalmente por la fruticultura.

La receta está clara, para crecer, el emprendimiento debe ser liberado de una vez. En otras palabras, antes de preocuparse cuánto se le debe sacar al empresario, preocupémonos de que este esté produciendo y que tenga opciones de crecer.