Sago Fisur a la altura de sus credenciales

Sago Fisur a la altura de sus credenciales

Por Christian Arntz, presidente Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, SAGO A.G.

 

Esta nueva versión de la Feria Internacional Agrícola Sago Fisur, que se llevará a cabo entre el 15 y 18 de noviembre, tiene un sentido muy especial, porque será la ocasión en que cerraremos el bochornoso capítulo de la suspensión injustificada de la muestra ganadera impuesta por las autoridades de Salud en la edición centenario llevada a cabo en 2017.

Será, entonces, la oportunidad en que se reparará un error histórico protagonizado por personeros que sustentados en tesis alarmistas que no pudieron probar, dañaron a la actividad ganadera, pero sobre todo, nos entrega la oportunidad de reconectarnos de manera normal con el espíritu de Sago y su exposición ganadera, donde se articulan los productores del sur de país y se promueve el desarrollo de todas las potencialidades del agro de esta zona de Chile, por medio del fomento del espíritu emprendedor; el respeto del medio ambiente; el desarrollo social y económico de las personas vinculadas al agro; y el impulso de un marco jurídico sólido, dentro de una política de largo plazo para el sector en esta zona.

Sago Fisur es hoy un lugar donde los asistentes pueden ver tecnología y conocer los principales avances en este rubro. Asimismo, quienes concurren al recinto cuentan con la oportunidad de tener la orientación de expertos expositores que participan en las distintas charlas donde hemos intentado abarcar todo el abanico de opciones productivas de este territorio: granos, fruticultura, leche y carne. Todo ello, coronado por la oferta gastronómica y de entretención familiar que hace de éste un gran evento de atracción turística.

En el último quinquenio, la exposición Sago Fisur ha contado en promedio por cada versión con más de 1.000 marcas participantes que sumaron cada año unos US$ 40 millones en productos en exhibición, a partir de los cuales se crearon más de 10.000 contactos efectivos, con la consiguiente concreción de negocios por alrededor de $5 mil millones, durante la feria, con un promedio de más de 300 animales finos en exposición y 250 expositores en cada versión.