Confirman operativo para llevar alimento a animales afectados por nevazones

Nevazones

Confirman operativo para llevar alimento a animales afectados por nevazones

Bío Bío Chile
  • Las últimas condiciones climáticas en la zona sólo han generado preocupación y contratiempos en las familias que ven el ganado como un sustento económico.

Durante ésta jornada se confirmó el operativo conjunto entre el municipio de Puerto Octay, la Seremía de Agricultura y la Fuerza Aérea de Chile (FACH) para ir en ayuda de las familias que residen en la zona cordillerana y cuyos animales se encuentran en paupérrimas condiciones a falta de comida producto de las nevazones.

Miguel Fuentealba, familiar de uno de los beneficiados, señaló que las últimas condiciones climáticas en la zona sólo han generado preocupación y contratiempos en las familias que ven el ganado como un sustento económico.

De esta forma se coordinaron acciones para que familias residentes de Cerro Borracho, Los Quetros y Las Gaviotas puedan ser favorecidas con concentrado y avena para los animales, que no ven alimentos producto del florecimiento de Taihuén.

A lo anterior se sumaron las nevazones que terminaron por dañar las praderas y que eran el único sustento de los animales, los que actualmente se mantiene en pésimas condiciones alimenticias.

Principalmente dijo Fuentealba, son terneros y ovejas los que no han resistido y han ido falleciendo poco a poco.
María Elena Ojeda, alcaldesa de la comuna lacustre, señaló que fue a través de una reunión donde tomaron conocimiento sobre los padecimientos de los vecinos, por lo que rápidamente se dispuso de recursos para obtener el alimento, tras lo cual se iniciaron las gestiones para que personal FACH pueda concretar los viajes y entregar de sacos con concentrado.

En esa línea, las autoridades viajaron hasta la zona de Rupanco donde se posó en primera instancia el helicóptero de la FACH para el proceso de carga del alimento, tras lo cual se ejecutarían los viajes hasta los distintos puntos de la comuna de Puerto Octay.

Instancia que se vio marcada por una ventana de buen tiempo, lo que venía a agilizar y facilitar la entrega a las familias más aisladas.