Gremios realizan propuesta sobre Reforma al Código de Aguas

DSC013711

Gremios proponen que Reforma al Código de Aguas mejore el aprovechamiento del recurso

Paola Rojas. El Austral de Osorno
  • Aproval, Saval, Agrollanquihue, Aproleche y Sago AG se reunieron para analizar el tema, donde el director de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, Martín Arrau, planteó descentralizar el manejo de las cuencas de agua en el país.

En una inédita reunión, los principales gremios del agro de las regiones de Los Lagos y Los Ríos abordaron temáticas relativas a la Reforma al Código de Aguas y donde expuso el director de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, Martín Arrau.

Este último ha hablado ante las comisiones que revisan la iniciativa, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, en base a la experiencia compartida en Chile con expertos en temas de escasez hídrica desde países como Israel, quienes concluyeron que en la Región del Biobío, donde incluso llueve menos que acá, el problema es la falta de embalses y no de agua, elemento que se estaría desperdiciando en un altísimo porcentaje.

Dentro de las recomendaciones presentadas en la exposición está la realización de estudios de prospección y catastros, la construcción de embalses, la infiltración de napas, desalinización, reutilización, tecnificación del riego, revestimiento de la conducción y ordenamiento institucional. Todo esto, en un escenario de cambio climático que está ocasionando una pérdida acelerada de la capacidad natural de almacenamiento de las aguas.

Derechos y decisiones

Martín Arrau, quien expuso frente a los gremios reunidos en el Recinto Sago, explicó que el principal problema que presenta el actual proyecto de Reforma al Código de Aguas es que se cambia la concepción que existe hoy en el país sobre la administración de aguas y se introducen aspectos como la temporalidad.

Esto último tiene que ver con los derechos que actualmente tiene la ciudadanía para usar el agua, que duran como máximo treinta años; además, están sujetos a ciertas especificidades de uso y a caducidad si es que el recurso no se usa de manera correcta, así como también a una serie de nuevas normas que hacen que el sistema pase a ser muy precario.

Esto imposibilitaría la opción de proyectarse en el futuro, afectando a posibles nuevas inversiones, incluso de transferir los derechos, venderlos, heredarlos o hipotecarlos.

“La verdad es que el proyecto de Reforma al Código de Aguas inviabiliza o desincentiva la inversión y genera gran incertidumbre, por lo que estimamos que la reforma no va por el camino correcto y estamos muy conscientes de que hay que hacer mejoras”, expresó Arrau.

Dentro de la propuesta de mejoras para la reforma está la elaboración de un plan hídrico, optimizando la disponibilidad de agua en el país, además del estándar medioambiental de los ríos y en el agua potable rural, ya que como está formulado el proyecto, no apuntaría a estas áreas, así como también al poder de decisión en cada zona, de acuerdo a sus propias necesidades .

Arrau agregó que el proyecto solo logrará eliminar un sistema, que si bien necesita mejoras, funciona relativamente bien para la agricultura, teniendo en cuenta que los usuarios pertenecen al rubro agrícola, específicamente sobre un 95% a nivel nacional.

“Hay grandes empresas hidroeléctricas que también intervienen en este sistema, con volúmenes muy importantes de agua, aunque son pocas. Esta es una reforma hecha a la medida de las empresas sanitarias”, manifestó Arrau.

A su juicio, la reforma apunta a que en caso de que se presente un período de escasez, el agua se le entregará de forma gratuita a las empresas, sobre lo que Arrau dijo que no hay que olvidar que estas firmas son privadas y por lo tanto lucran con el recurso, a diferencia de la actual legislación donde las sanitarias deben llegar a un acuerdo con un usuario, el cual debe ser indemnizado.

“Con esta reforma ellos podrán optar de manera gratuita para tener el agua, es decir que incluso podría pensarse en que no harán nuevas inversiones para asegurar el abastecimiento de agua”, señaló el dirigente.

Conclusiones

Por su parte, el gerente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (Sago), José Antonio Alcázar, resaltó la importancia de que gremios agrícolas de dos regiones analicen este tema en la ciudad, ya que se trata de un aspecto fundamental para el presente y el futuro como zona eminentemente agrícola.

“Hoy día se están planteando modificaciones al Código de Aguas, que de nuestro punto de vista están más marcadas por la ideología que por hacer un uso más eficiente y más racional del agua, entendiendo que estamos entrando en un proceso de cambio climático, donde el agua será cada día más escasa”, indicó Alcázar.

Sobre los cambios que lo agricultores plantearán a la propuesta de reforma, Alcázar dijo que el proyecto necesita un sustento técnico, ya que definitivamente no lo tiene en ninguno de sus articulados.

Tampoco cuenta con evaluaciones como por ejemplo en materia de los acuíferos, sobre qué tan agotados están, ya que sobre este desconocimiento se están dictando las normas como el caudal ecológico que expropia derechos ya constituidos, lo que provocará que los agricultores dejen de ser sujetos de crédito para los bancos, así bajará la inversión y el empleo, haciendo decaer la actividad económica del sector.

“Esta es una reforma que está hecha a la medida de las empresas sanitarias”.

Martín Arrau, Expositor”

“El agua está asegurada para el agro”

María Loreto Mery. S. Ejecutiva, Com. Nac. de Riego

La máxima autoridad de la Comisión Nacional de Riego, María Loreto Mery, se refirió a la reforma.

-¿Qué ventajas trae la reforma para la agricultura?

-El uso prioritario es el consumo humano y luego se hace cargo de un tema sensible, como es la especulación con los derechos de agua, asegurando que el recurso se entregue a quienes realmente la utilizan, como es el caso de la agricultura.

-¿Hay una propuesta de plan hídrico en la reforma?

-La reforma al código es solo uno de los ejes sobre los que el Gobierno está trabajando en este ámbito, ya que existen otros proyectos de ley como el que busca fortalecer la DGA. A esto se suman los planes de grandes y pequeños embalses, con una inédita inversión; y el desarrollo de planes de riego.

-¿Por cuánto tiempo se amplía el derecho de aguas y qué es lo positivo de ello?

-Cabe precisar que desde su origen el proyecto mantiene el carácter de propiedad de los derechos ya entregados. Es en el caso de los nuevos derechos que se plantea entregar por periodos de 30 años renovables.