Fuertes críticas al Gobierno y a las autoridades de salud marcaron el discurso inaugural de la SAGO FISUR

SAGOFISUR_Inauguracion2017

Fuertes críticas al Gobierno y a las autoridades de salud marcaron el discurso inaugural de la SAGO FISUR

Ignacio Vera / El Austral de Osorno
  • Tanto el presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera (SAGO) como el de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) consideran una decisión “errada e injusta” de Salud prohibir la exposición de bovinos o ovinos por la Fiebre Q. Criticaron las políticas económicas y agrícolas del actual mandato y el tono de las celebraciones por los 50 años de la reforma agraria.

     

No fue una inauguración como la de años anteriores. Y no solo por ser la del centenario de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (SAGO), sino que por su tono frontal de crítica hacia el gobierno, el sector político que lo respalda y especialmente hacia la decisión de las autoridades de Salud de no permitir las exhibiciones de ovinos y bovinos en la SAGO FISUR 2017, afectando directamente la realización del esperado evento.

Hasta el Recinto SAGO llegaron los más importantes agricultores y ganaderos de la provincia, además de autoridades políticas y de los gremios productivos de la zona, a los que se sumaron el subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, y el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Ricardo Ariztía.

A eso de las 12 horas, cuando estaba programado el inicio del acto inaugural, el ambiente claramente no era el mejor y era un secreto a voces que la recepción al subsecretario Ternicier incluiría la manifestación del malestar reinante a raíz de la suspensión obligada de la exhibición bovina y ovina producto del brote de Fiebre Q.

PIFIAS Y GRITOS

Fue justamente la autoridad de agricultura la primera en dar su discurso, una especie de cuenta pública de más de veinticinco minutos en la que abordó los desafíos actuales y futuros del sector, pero también los logros de la actual administración en la materia.

Sin embargo, algunos asistentes perdieron la paciencia, no solo por la extensa duración del discurso, sino que por la -hasta ese momento- ausencia de referencias a la polémica de la Fiebre Q.

Fue entonces que desde el público se escuchó un fuerte grito: “¡Hable del problema de la SAGO, señor!”, espetó un hombre en medio de las palabras del subsecretario, quien posteriormente sí se refirió, entre pifias, al asunto.

“Hemos pedido a la autoridad de salud, particularmente a mi par subsecretario, que intensifiquemos nuestra mesa de trabajo en los próximos días, de manera que podamos establecer claramente cómo vamos a enfrentar este tema en el futuro, teniendo en cuenta que es una enfermedad de gran obicuidad en el mundo”, señaló Ternicier.

Posteriormente, y ya finalizada la ceremonia, el subsecretario habló con la prensa e intentó quitar el foco de la polémica, resaltando la importancia de la feria para la agricultura nacional, además del buen momento de esta actividad en el país. Sin embargo, las preguntas le llevaron rápidamente otra vez al asunto.

“No quiero entrometerme en las decisiones de la autoridad de salud, pero eso claramente tiene una explicación y tiene que ver con la epidemiología de esta enfermedad. Los resultados de los exámenes estuvieron en poder de la autoridad muy encima de esta fecha”, dijo.

Respecto a si compartía la decisión de las autoridades sanitarias, el subsecretario señaló que “nosotros elaboramos y entregamos un completo informe epidemiológico, lo pusimos oportunamente a disposición de salud y ellos tomaron la decisión. Aquí no hay una situación de discrepancia entre autoridades, sino que cada una cumplió su función y sus atribuciones”.

“HEMOS SIDO ATACADOS”

Luego vino el turno del presidente de SAGO, Christian Arntz, quien aprovechó su discurso para criticar abierta y frontalmente al Ministerio y Secretaría Regional de Salud, además de los políticos y los medios de prensa.

“No desconocemos la existencia de una alerta sanitaria, lo que no entendemos es por qué si cumplíamos con todo lo que se nos solicitaba, se esperó hasta última hora para dejarnos sin margen de acción”, comenzó diciendo.

“Al parecer, permitir la muestra ganadera era menos interesante que asegurarse unos minutos de televisión para seguir alarmando a la gente con esta enfermedad endémica y presente en varias especies de animales, incluidos los domésticos gatos y perros”, continuó el dirigente, quien recibió aplausos del público durante toda su intervención.

“No somos ingenuos: han decidido atacarnos, han querido destruir la SAGO FISUR sin importarles poner a nuestro motor productivo, el mismo que da trabajo a miles de personas y que es el corazón de la pequeña agricultura, bajo sospecha tanto nacional como internacional y por eso les pido que por favor defendamos al agro y a su feria más antigua y no lo dejemos a merced de mezquinos intereses”, prosiguió.

Arntz también criticó lo que denominó un “clima de ataque al emprendimiento y a la actividad privada” y se refirió a las celebraciones de los cincuenta años de la reforma agraria, el proceso iniciado por Jorge Alessandri y profundizado por Eduardo Frei Montalva y Salvador Allende, que entregó tierras agrícolas a miles de campesinos.

El presidente de la Sago definió como “sesgado” el tenor que han tenido las conmemoraciones oficiales efectuadas por el gobierno central.

En relación con esto, Arntz también criticó la política de compra de tierras para los pueblos indígenas, calificando como preocupante que “el país haya reeditado una mala política para el agro, como es la colectivización de la propiedad de la tierra como única forma de saldar la denominada ‘deuda indígena’, por medio de la compra de miles y miles de hectáreas sin ninguna planificación, lo que no sólo ha generado una paralización productiva, sino también una creciente tensión que ha derivado en violencia. Chile ya tuvo en la reforma agraria un ejemplo de cómo la violencia en los campos puede contribuir al derrumbe institucional de la nación”.

Al final de la ceremonia, cuando debían desfilar los bovinos, como ha sido tradición durante más de 90 años, lo hicieron en su lugar manifestantes -algunos disfrazados de vacas- con carteles criticando la decisión de Salud motivada por la Fiebre Q.

RESPALDO A LA SAGO

Varias de las autoridades políticas presentes respaldaron la postura de la SAGO, entre ellos el senador UDI Iván Moreira, quien plantea la tesis de una pasada de cuentas política.

“Curiosamente no se autoriza esto después de las elecciones. Curiosamente diez días atrás sí se autorizó la Sofo en Temuco. Dicen que hay nuevos antecedentes, pero esto debe ser una satisfacción para la seremi de Salud, de acuerdo a lo que uno ve de ella en las redes sociales. Esto es un tema político y parece que quisieran atemorizar a los agricultores de Chile”, sentenció.

En la misma línea, el diputado electo Harry Jürgensen dijo que “es lamentable que esto suceda justo para el centenario de la Sago. Yo lo interpreto como un revanchismo, porque Sago está desenmascarando lo nefasta que fue la reforma agraria. Esto fue una pasada de cuenta del gobierno por eso”.

El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, Ricardo Ariztía, señaló en su discurso que “respetamos las decisiones del Ministerio, pero tenemos el antecedente de ciertas decisiones mezcladas con el panorama político. También evaluamos la tesis de la pasada de cuenta. No hubo evaluación de las consecuencias”.